4ª Etapa TMB: Refugio Les Mottets - Refugio Maison Vielle

El cuarto día...hoy tocaba cruzar la frontera y pasar a Italia "Au revoir France - Bonjourno Italia !!!!"

Una vez mas desayunamos nuestro menú matutino invariable, la noche había sido fría pero el día no estaba mas nublado que el anterior y sabíamos que había que desayunar bien pues nos esperaba la Col de Seigne (2.516m), el paso natural a Italia.



Respecto la noche anterior, se confirmaron nuestras sospechas y la cuadra fue fría y humeda; los ronquidos esta noche fueron un dueto pero los pobres Ingleses pudieron dormir en otra habitación lejos de ruidos nocturnos...La cena fue amena y un chico francés que estaba haciendo el tour en bici (en 2 días???) nos hizo compañía. La comida fue abundante y aunque nos resultó breve, la musica de arcordeón fue grata.

Mejoramos la hora de salida del día anterior logrando ponernos en marcha a las 8.10 de la mañana.
Para no variar, la avanzadilla rapidamente se puso en movimiento atacando sin mirar atrás el collado, los arrezagados seguimos sin pausa pero sin prisa viendo como el refugio de Mottets se hacía cada vez mas pequeño.







Una vez arriba el Italia se abría a nuestros pies, y menudas vistas, hoy desde luego sería el día de los glaciares.



En el collado estaba una nueva tabla de orientación.







Tras una bajadilla, a las 12 de la mañana llegamos al refugio de Elisabetta. Ahí repostamos con un chocolate calentito y disfrutamos de la maravillosa panoramica del glaciar que colgaba por encima del refugio. Hacia el fondo del valle se veía una enorme morrena que luego descubrimos que era la morrena lateral del glaciar de Miage, glaciar situado al lado del Mont Blanc (si, que aún no habíamos visto).












El día cada vez se nublaba mas y aunque en el valle no hacía malo, las cumbres estaban cubiertas.



Seguimos con la ruta dejando el refugio de Elisabetta atrás, dirección Lac Combal; por el camino nos encontramos con una marabunta que iban de romería hacia el refugio; me sorprendió mucho encontrar tanta gente por la montaña, y no eran precisamente lo que se puede decir amables, ni saludaban (hasta el momento todo con quien te cruzabas se saludaba alegremente) ni desde luego se apartaban para que pudieras pasar con tu mochilón cargado...esta claro que hay de todo en este mundo.



Pasado el Lac Combal comenzamos la subida hacia Arp Vielle...por un mal calculo nuestro (pensamos que solo era una subidita y luego llaneo hasta el refugio de la noche) y la ausencia de nuestra biblia (y obra maestra de nuestro ausente amigo Candido) descubrimos que tocaba subir hasta los 2.300m del collado antes de poder dar tregua a nuestros pulmones. La subida, a pesar del esfuerzo que exigía, merecía la pena por las impresionantes vistas de los glaciares de la vertiente Italiana; se veía el gigantesco surco que había dejado el glaciar de Miage, el glacier de Brenve, Glacier des Glaciers, glacier de la dex-blanche...y los depositos de estos por todas partes. Había leido que la parte Italia ofrecía las vistas mas salvajes del macizo del Mont Blanc pero esto superaba mis expectativas.





Desde el collado la ruta hacia el Col Checrouit (col cheroki???) iba por la ladera, cruzando pistas de esquí.







Llegamos a las 15.15 de la tarde y descansamos en las mesas de fuera con uns cervecitas antes de comenzar el ritual diario.



El refugio, Masion Vielle, situado en el Col Checrouit que estaba encima del pueblo de Courmayeur, estaba francamente bien; lo llevaban una señora Argentina y su pareja que por todos sus fotos y recuerdos colocados en las paredes del refugio se ve que era-es un montañero y deportista empedernido. Nos asignaron una habitación para nosotros 5 que después de la cuadra del día anterior nos pareció muy acogedor.



Antes de la cena tomamos otras cervezas y sorpresa, nos pusieron pincho!!!! imaginaros lo que duró...


(antes)


(despues)

Y así acabó otro día y otra etapa, y si, otra jornada mas en los Alpes entre las nubes y sin ver al omnipresente. Por lo menos apenas había llovido.


(mas gatos alpinos - peluditos y preciosos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario