Peke ruta- Hayedo de Busmayor

Penúltimo día de Octubre y seguimos con este veranillo particular del otoño, había que aprovechar que pronto estaríamos todos en casa mirando como llueve fuera. Desde Julio no hemos retomado las rutas de verdad, parece que como siempre los proyectos nos comen el tiempo y las fuerzas, como mucho queda un rato para una rutilla con los peques.



Nos acercamos a Busmayor que aunque hemos estado antes, siempre es un placer volver en otoño y maravillarse con el Hayedo en pleno esplendor. Agua y setas a doquier, aquí el otoño si que había llegado.



Dejamos la furgo en el pueblo y salimos siguiendo las señales de la senda faxeiral, un recorrido circular de unos 6km que pensamos que sería apropiado para los peques. Hugo porteaba a Enol en la mochila y a mi me tocó vigilar a la exaltada Ruby encantada por todo las setas que veía...("Ruby las setas no se tocan" "Ruby cuidado con no clavarte ese palo en la cara").



A poco de comenzar la ruta ves las cascadas dentro del hayedo, una maravilla. La luz que se filtra entre los arboles y la hojarasca del suelo te sumerge en otro mundo...el mundo del bosque, el verdadero bosque encantado.

  

Con casi 4km en sus patitas, Ruby se cansa y pide porteo, aprovechamos para finalizar la parte menos bonita de la ruta que recorre un camino que te baja directo al pueblo. Mis piernas me mienten y me dicen que son mas de 6km en total, pero claro tanto Ruby como Enol ya superan los 12kg...y mi cuerpo me promete agujetas para el día siguiente....

Una ruta muy guapa para los peques y no tan peques,

                 ....imposible perderse, imposible perdérselo!





Peke ruta - Forfogones de Cofiñal

Aprovechamos el buen tiempo de Septiembre y un fin de semana sin virus para escaparnos a León para ver a al nuevo miembro del grupo, la pequeña y bella Laia....y como no, a nuestros compañeros de rutas sin perderse Laura, Jesús y Adrián.



                      (los peques observando las quitameriendas otoñales)

Esta vez organizaban ellos y acabamos acercándonos a ver los Forfogones de Cofiñal, o por lo menos escucharlos pues con tanta vegetación no se veía mucho que digamos.




           ("¿mami y esta pintura que es...?" )


Después de un bonito paseo de casi dos horas en las que los peques saltaron riachuelos, vieron saltamontes y hurgaron en el barro, dimos por concluida la ruta y nos acercamos a la feria de ganado de Puebla de Lillo.


Y ala después de comer y hacer una breve sobre mesa en un parque (como no, parque parque parque....) vuelta a Ponferrada que otro jornada había concluido.



Pronto empieza la temporada de setas....ummmmm....

Peke ruta - Las Medulas

Los peques aún no conocían las Médulas, y cierto es que hacía mucho tiempo que nosotros tampoco íbamos (yo creo que no iba desde que vino mi abuela en los años 90...), así que preparamos las cosas y con la suerte de vivir solo a media hora ...allá que fuimos!



Decidimos ir andando desde el pueblo hasta la Cuevona y vuelta por un sendero circular de unos 4km en total. Aparcamos la furgo en la entrada del pueblo en un parking habilitado para ello, ahora ya no se puede aparcar en el pueblo. Me sorprende cuanto ha cambiado el pueblo de Médulas desde la ultima vez que vine, restaurantes y alojamientos rurales abundan por todas las esquinas, se nota un ambiente turístico que hace 20 años no existía....







Ruby comienza la ruta caminando alegremente y interrogándonos por todo cuanto ve y no ve...¿y por qué...? Hace bastante calor y como no veníamos preparados hubo que improvisar un sobrero para su cabecita.



Las cuevas siguen fascinando, a grandes y a pequeños..la Cuevona y la Encantada...

Y vuelta al pueblo por otro sendero, esta vez porteando a los dos pues Ruby dice que le duelen las patuquinas, y a Enol aún le quedan unos meses para seguir a su hermanita.






Peke ruta - Senda del Oso

Comenzamos de nuevo las peque rutas, esta vez con rebaño!


Nos acercamos a la senda de oso para hacer el tramo comprendido entre Proaza y unos túneles (un tramo de unos 6km), tramo que pasa por delante del recinto de los osos y por el desfiladero de Peña Juntas.

Nos acompañaron Laura, Jesús y Adrián, nuestros compañeros de muchas rutas, que ahora que son tres también se apuntan a las peque rutas.

Como Enol aun es muy peque para hacer la ruta en bici lo hicimos a pie, con portabebés y con mucha ilusión!

Los peques se comportaron de maravilla, y cuando sus patitas se cansaron se subieron a la mochila y ala! a portear!


La verdad es que Asturias es un sitio bien chulo para perderse!

Pico Gildar

La noche en el albergue "La Ardilla Real" pasó volando, es un albergue muy agradable con habitaciones pequeñas donde se puede descansar bien. Madrugamos todo lo que pudimos y a las 8 menos algo ya estábamos en Panderrueda preparados para subir el Gildar, pico que aunque no tiene una altura muy imponente si que tiene unas magnificas vistas de la vertiente Leonesa de Picos de Europa.


No mas comenzar la ruta el GPS se rió en nuestras caras de falsos montañeros diciendo que no estaba por la labor, y eso que llevaba pilas de repuesto. Nada, esta claro que en esta nueva etapa de montaña (y de momento) el mapa es nuestro mejor aliado, a ver si al final vamos a aprender a orientarnos y no perdernos!!! Así que nada, fiándonos de este nuevo don seguimos el sendero bastante marcado primero por el bosque, y luego por el cordal hasta primero hacer cumbre en pico Cebolleda y luego en el Gildar.


La verdad es que hacía un tiempo increíble y las vistas maravillosas. Los rebecos saltaban alegremente por la peñas.

Las imágenes hablan por sí solas.








Tras comer algo en el Gildar, reponer fuerzas y sacar un montón de fotos, decidimos ignorar el mapa y bajar por donde mejor nos parecía hacia el sendero del bosque por donde subimos. Cierto es que parecía que estaba mas cerca pero disfrutamos mucho del entorno tan silencioso y tranquilo de las montañas donde no había ni un alma mas que nosotros y la naturaleza que nos rodeaba.




Aquí nace el Cares dicen, por lo que desde luego fue un fin de semana con mucho contacto con este precioso río, podemos decir que lo conocemos bastante bien!



El calor empezaba a cansar y con muchas ganas llegamos a la sombra y del bosque, y poco después al collado de Panderruedas donde nos esperaba el coche.


Y se terminó el finde! si hay suerte igual el año que viene repetimos jajajaja, y mientras tanto seguimos entrenando, que otros proyectos nos esperan!!!

Posada - Caín

Un fin de semana sin niños! Increíble pero cierto, y la primera vez que me separo de mis peques....

¿Y que íbamos a hacer? IRNOS A PICOS!!!



Si la preparación hubiese sido mejor, además de escaparnos a Posada de Valdeón, también hubiéramos subido a alguna de las tan golosas cubres que le rodean, pero contentos con solo respirar el ambiente de Picos decidimos para el primer día el plan B de Posada de Valdeón- Caín de Arriba.

En el puerto llovía pero abajo en el valle el tiempo era bueno, las fotos hablan por sí solas por lo que no comento la primera parte de la ruta del Cares, que aunque no va por cañón también es bien bonita.





 
Por el camino vimos la recién estrenada ferrata de Cordiñanes y nos prometimos volver en algún momento para probarla.



En Caín tomamos el empinado sendero hasta Caín de Arriba, menos conocido pero con vistas espectaculares! No dejaba de acordarme de una frase que leí recientemente en que decían los del pueblo que "los de Caín no mueren, se despeñan", viendo lo visto, no es de extrañar.





Y después del bocata y sin mucha demora volvimos sobres nuestros pasos, la idea era volver a Posada donde habíamos dejado el coche, pero viendo como sudamos con tanto calor unos amables chicos que estaban alojados en Santa Marina nos acercaron en su coche.

Bravo! así tuvimos toda la tarde para descansar, vaguear y luego cenar ricamente en "El Desván"