P.N. Monfragüe

Llegó Semana Santa y nos quedamos con las ganas de nieve, la previsiones no dejaban mas opción que descartar el bautizo de los nenes en el deporte blanco que tanto engancha... pero nunca hay mal que por bien no venga, era la oportunidad perfecta para conocer Monfragüe.

Llegamos a Villareal de San Carlos todo lo pronto que pudimos después de madrugar mucho y conducir las 4 horas que nos separaban de casa. Paramos en el centro de interpretación para que nos indicasen que ver por la zona y alguna ruta a pie para hacer con los peques.

Peke-ruta: Huerto del Ojaranzo

Salimos desde el parking que hay al lado del centro de interpretación, siguiendo el itinerario rojo dirección huerto del Ojaranzo, la senda es apenas sin desnivel y de fácil tránsito, tanto pekes como mayores disfrutamos el paisaje de encinas, alcornoques y jaras.



Pronto llegamos a un mirador desde donde ve el impresionante Tajo y su afluente el Tiétar, un sitio que merece la pena una paradita para contemplar las impresionaste estrías que hacen ambos ríos en el terreno, verdaderos cañones que surcan el parque. Nos cruzamos con bastantes familias haciendo el recorrido, todos disfrutando de un solete primaveral muy agradable.
Dejamos atrás la vista de los ríos y seguimos caminando a través de alcornoques y lavandas...un placer aromático sin igual
Cerramos el circuito otra vez en el aparcamiento, no llegando a 3km recorridos en poco mas de una hora.

----------------------
Montamos en la furgo dirección el Castillo de Monfragüe, a sus pies comimos y luego aprovechamos un autobús gratuitito que sube hasta la base de castillo, te evita otra caminata de unos 2km con mucho desnivel. Cierto es que los mayores nos quedamos con las ganas de hacerla pero los pekes ya no estaban muy convencidos y en cuanto Enol vio el bus....pues se le pusieron los ojos como platos...¡su primer viaje en bus!


El castillo es un mirador impresionante, los buitres no dejan de sobre volar por encima de nuestras cabezas.

A la vuelta hicimos una breve parada en el Salto del Gitano para ver cigüeñas negras y buitres... que pena habernos olvidado los prismáticos en casa!! Aún así la parada fue rápida porque había mucha gente y ningún aparcamiento libre...es lo que tiene Semana Santa...todos queremos disfrutarla!

Por la tarde dejamos atrás nuestra rápida visita de Monfragüe para ir hacia el valle del Jerte. Ya hemos estado varias veces pero nos acercamos para ver el estado de la floración de los cerezos... que por cierto aún le quedaba bastante... comprar una rica mermelada de cerezas y dar un paseo por Navaconcejo. Tocaba parque  parque parque....

El día siguiente pasamos la mañana conociendo Plasencia, a pesar de ser una ciudad pequeña tiene mucho que ver.. muralla, aqueducto, un casco histórico precioso... ¡muy recomendable!



Habíamos quedado en cenar en Salamanca y paramos por el camino para conocer el museo del lobo en La Garganta cerca del puerto de Béjar. El museo se visita en poco tiempo pero a los críos quedaron impresionados con el esqueleto del lobo y todas las fotos de la vida del lobo y su relación con el hombre. Si te queda de paso merece la pena una escapadita.




El pueblo tiene en sus proximidades un corral del los lobos y un pozo de las nieves ... pero por falta de tiempo y la climatología lo dejamos para otra vez.

Cenita rica con la familia en Salamanca y vuelta a casa con un poco de odisea en el Manzanal con una nevada impresionante... las ruedas de invierno van muy bien pero me pregunto yo ¿Cuándo va empezar el bueno tiempo? tengo ganas de rutas y roca...preferiblemente seca gracias..
 

Y con esto terminamos nuestra mini escapada de Semana Santa!
 

Escapada de invierno - viajando al sur -

Una semanita de vacaciones en febrero siempre viene bien, y la ilusión de todos los años es nieve, montaña y si puede ser ski... pero como tantas otras veces este año se quedó todo en una ilusión y un temporal de frio y nieve nos impidió llevar los peques a la nieve a estrenarse con esto de las tablas.
¿y ahora qué? ... pues a buscar un plan B que no es otro sino buscar el sol y acabar en el sur.


Marchamos para Benidorm, no para contemplar el paisaje que mas nos gusta pero si para buscar unos días de relax donde tanto padres como pequeños pudiese desconectar un poco.
Aprovechamos la semanita para comer bien, nadar en la piscina y como no, conocer el Peñón de Ifach:

Peke-ruta: El Peñón de Ifach.

Desde un aparcamiento de tierra batida sale un camino hace la cumbre del peñón, ya en el inicio hay un cartel indicador de la ruta y las recomendaciones/ normativa de la senda. Los niños solo puede llegar hasta la entrada del túnel, a partir de ahí deben tener 14 años para pasar. Decidimos caminar y ver  hasta donde llegábamos ya que había una buena subida para unas piernas tan pequeñas como las de Enol, y ya estamos en la fase de "adiós porteo" y "Enol solo". Ruby ya es una campeona con 4 añitos y solo va de la mano para evitar tropezones inesperados.



Pues poco a poco vamos subiendo, ganando altura y ganando vistas...y cuando nos dimos cuenta

¡ ya estábamos arriba !

Los papis aprovechamos a turnos a pasar por el túnel para ver por donde transcurre el resto del sendero... quedándonos con ganas de llegar arriba, y poniéndonos los dientes largos a ver algunos escaladores bajar... Al final fueron casi 3km para las patucas y cerca de 150m de desnivel.

Ahora toca desandar el camino andado y volver a la furgo, los peques se ganaron la siesta que luego siguió!

Tierra Natura

El ultimo día lo pasamos visitando el Zoo "Tierra Natura". Otro zoo mas para la colección, y eso que no estoy muy a favor de estos sitios...reconozco su labor educativo pero a veces ver los pobre bichos tan tristes en sus encierros te parte el alma. Este zoo tiene todos los animales típicos repartidos en secciones que emulan los continentes. También tiene una zona de "granja" donde los peques están en contacto directo con burros, cabras, gallinas... casi lo que mas me gustó!



Otra aliciente de este zoo es que tiene un pequeño parque de aventura tanto para niños muy pequeños como otro para mas mayores y adultos. Todos acabamos probando el circuito y la tirolina.
Y para rematar tienen un parque infantil bien grande donde los niños acabaron pasando la tarde...todo sea dicho, al final fuimos los últimos en marchar cuando las puertas ya estaban mas que cerradas!





Y así pasó una semanita bien entretenida. Aun no hemos perdido la esperando de ir a la nieve y cruzamos los dedos para que Semana Santa nos deje escaparnos unos días a los Pirineos. Todo se verá, pero lo que esta claro es que si no es a un sitio será a otro, y sino es este año será el siguiente...los peques ya tienen ganas de "patinar" sobre la nieve !