Goierri - Los Highlands Vascos -


Primera entrada desde Noviembre. No es que sea la primera salida del año pero casi sabe como el, nos hemos escapado un día a Leitariegos a desempolvar los skis, y Hugo se hizo una ruta de split-board con unos compañeros subiendo al Nevadín; también hemos hecho algunos paseos por los montes con los peques pero nada importante que señalar.




Llega la Semana Santa y como ahora cada vez nos vemos mas atados a la agenda escolar, como borregines que somos nos ponemos a buscar donde ir a pasar unos días de relax, alejados de nuestra rutina diaria. El destino esta vez nos lo marca la disponibilidad de hotel ya que para cuando me doy cuenta de como va la vida de mamá resulta que todo esta completo o a precios desorbitados, la furgo aún no es una opción al bajar la temperatura mucho por la noche y al tener un pequeñajo que no se tapa por nada en el mundo.




Reservo para Beasaín, y resulta que es la situación ideal para conocer el Goierri (tierras altas). Cuando me pongo a buscar información veo que los apodan los Highlands Vascos y en cierta manera el marketing funciona porque de repente lo veo como un destino digno de unas buenas vacaciones; que tontería tan grande, como si le hiciese falta apodo, Goierri ya suena atrayente sin mas anglosajonadas, somos tan fácilmente manipulables...



A resumidas cuentas, cuatro días muy entretenidos conociendo la zona, intentamos hacer alguna ruta pero con los peques siempre hay que tener algún plan B, C o includo D. Nos da tiempo conocer Beasaín y sus alrededores, Idiazabal y el centro del queso, la cueva de San Adrian y el "campo base" de Txindoki...el día que quiso llover nos alejamos un poco para conocer Irún, Hondarribia y Hendaya.











La ruta a la cueva de San Adrian (unos 4km en total) fue el aliciente montañero de la escapada, Enol subió como un rey a lomas de su yegua (madre) que sufrió con un jinete tan fornido, este chaval pronto tiene que subir a patas que esta hecho un campeón. Ruby subió poco a poco con la ilusión de ver la cueva pero quejándose a cada paso!!! Con tres años no comprende el sentido de subir una cuesta tan gratuitamente, aunque con la promesa de unos gusanitos arriba y con la suerte de encontrarnos con otros niños, todo se arregló y la alegría y buen humor volvió a reinar.











Ahhh y también vimos muchos parques infantiles, y si digo muchos me quedo muy corta, quiero decir MUCHÍSIMOS! Y por suerte en este verde rincón de nuestro país como siempre nos llevan la delantera pues en cada esquina, en cada pueblo, en cada área de descanso, tienes un paraíso para los peques que hace que el tiempo que aguantaron haciendo turismo les sea recompensados.









Para rematar la escapada pasamos una tarde conociendo el centro de Pamplona y su conocido recorrido de los encierros.


Una zona muy interesante para hacer cosas con peques, y los papis (o por lo menos yo) me apunto el Txindoki en la "lista"!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario