Pico Gildar

La noche en el albergue "La Ardilla Real" pasó volando, es un albergue muy agradable con habitaciones pequeñas donde se puede descansar bien. Madrugamos todo lo que pudimos y a las 8 menos algo ya estábamos en Panderrueda preparados para subir el Gildar, pico que aunque no tiene una altura muy imponente si que tiene unas magnificas vistas de la vertiente Leonesa de Picos de Europa.


No mas comenzar la ruta el GPS se rió en nuestras caras de falsos montañeros diciendo que no estaba por la labor, y eso que llevaba pilas de repuesto. Nada, esta claro que en esta nueva etapa de montaña (y de momento) el mapa es nuestro mejor aliado, a ver si al final vamos a aprender a orientarnos y no perdernos!!! Así que nada, fiándonos de este nuevo don seguimos el sendero bastante marcado primero por el bosque, y luego por el cordal hasta primero hacer cumbre en pico Cebolleda y luego en el Gildar.


La verdad es que hacía un tiempo increíble y las vistas maravillosas. Los rebecos saltaban alegremente por la peñas.

Las imágenes hablan por sí solas.








Tras comer algo en el Gildar, reponer fuerzas y sacar un montón de fotos, decidimos ignorar el mapa y bajar por donde mejor nos parecía hacia el sendero del bosque por donde subimos. Cierto es que parecía que estaba mas cerca pero disfrutamos mucho del entorno tan silencioso y tranquilo de las montañas donde no había ni un alma mas que nosotros y la naturaleza que nos rodeaba.




Aquí nace el Cares dicen, por lo que desde luego fue un fin de semana con mucho contacto con este precioso río, podemos decir que lo conocemos bastante bien!



El calor empezaba a cansar y con muchas ganas llegamos a la sombra y del bosque, y poco después al collado de Panderruedas donde nos esperaba el coche.


Y se terminó el finde! si hay suerte igual el año que viene repetimos jajajaja, y mientras tanto seguimos entrenando, que otros proyectos nos esperan!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario