Cruz Mayor

De vuelta a las andadas, literalmente, esta vez hacienda nuestra primera cumbre en un montón de tiempo.

La cresta de Cruz Mayor nos había llamado la atención muchas veces, siempre semi escondida tras la sombra de Pico Tuerto, pero como estaba ahí pero un poco oculta, siempre ganaba alguno de sus hermanos aquilanos....pero por fin llegó el día de conocerlo.

Dejamos los peques con los abuelos y a las 9.15 llegamos a Portillines sorprendidos por la niebla y temperaturas bien frescas para el día que hacía, como dice Hugo, parecemos nuevos...y cuanta razón tenía...





Comenzamos la larga jornada ascendiendo a la Cabeza de la Yegua tras pasar la parte superior de la estación de ski del Morredero, y tomamos la segunda subida del día hacia Berdiainas (sin hacer cumbre) y Pico Tuerto. La niebla iba y venía y hacer bastante fresco. Arriba aún perduran algunos neveros bastante grandes para la fecha en la que estamos.










Una vez llegado a Pico Tuerto, tomamos dirección Cruz Mayor por la cresta que habíamos leído en el relato del Bloggero McRobi de "aventuras de un dominguero", con ganas de ver esos pasitos aéreos de los que hablaba...pero vaya, con la niebla no veíamos casi ni a nosotros mismos, por lo que ante la incertidumbre de la ruta decidimos bordear las peñas por debajo.







Que larga se hace el cordal, sube, baja, sube, baja...mis piernas empiezan a cansarse, todo parece ir a cámara lenta, siento impotencia ante una ruta que se me esta quedando grande...¿Qué me pasa? ¿no era cierto eso de quien tuvo retuvo???

Por fin llegamos a la ultima subida y vemos la cruz de la cumbre...ahora ya no jugábamos con la niebla sino con muchas moscas que no nos dejaban en paz! vaya suplicio! Fotos rápidas y casi sin dar bocado dimos la vuelta sobre nuestros pasos con ganas de ir terminado la jornada, la caminata estaba siendo no tan idílica como esperado.



(atención a los voladores en esta foto!!!)

Y otra vez, sube, baja, sube, baja, un cordal rompepiernas, por lo menos esta vez como ya veíamos bien y la roca estaba seca, nos entretuvimos subiendo por las peñas y trepando como cabras perdidas.
El eterno cordal llega a su fin y nos encontramos en la base de Pico Tuerto donde por fin pudimos sentarnos a comer el bocata.



El paisaje de los Aquilanos hacia la cabrera es sorprendente, menudos bosques precipitándose hacia los valles, que desconocido es este lado para mi.



Y nada, una larga vuelta hacia el Morredero y el coche, larga, calurosa y bastante penosa para mí. Fueron unos 23km y un desnivel positivo de 1.500m, quizá demasiado para estar empezando, no lo se, pero necesité unas cuantas horas para comenzar a valorar positivamente la jornada.





Primer pico del año!!!! Cruz Mayor algún día volveré pero espero que desde otra vertiente!!!!

Saludos!

2 comentarios:

  1. Feliz vuelta.....ya iba siendo hora que sacaras al Hugo de paseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad que si, esta muy vago el tío. A ver si vamos poniéndonos al día y te llevas a alguno de los dos (preferiblemente a mí) a alguna de vuestras escapadas :)

      Eliminar