Portillines-Pico Tuerto

Domingo por la mañana y nada que hacer...situación que se resuelve en nada: Vamos a recorrer el cordal del Morredero hasta Pico Tuerto.



Sin madrugar y sin prisas llegamos a Portillines a las 11 y media de la mañana. Desde ahí comenzamos a recorrer el camino que te lleva por encima de las pistas de ski hasta la cumbre del pico.





A partir de las casetas y el gran hito que marca la cumbre (donde hay una placa recordando el chico que murió en estas montañas el año pasado) el camino por fin se convierte en sendero.







El sendero que recorrer las cumbres es bastante entretenido, no tiene grandes desniveles y todo se hace a pie, pero las vistas son maravillosas. Se ve perfectamente los antiguos circos glaciares y los preciosos valles que terminan en Peñalba y Montes.









Y sin darnos cuenta llegamos a pico Tuerto; coencidencias de la vida, nos dimos cuenta que la ultima vez que habiamos estado ahí fue exactamente hace 2 años! Aunque desde entonces alguien se había llevado la plaquita de la cumbre, que asco de gente.




(esta foto es de hace dos años)





Y media vuelta y al coche. Tardamos unas 4 horas entre paradas y el paseo, la verdad es que el tiempo no acompañó mucho, mucho viento y frio (5 graditos), se anticipa ya el invierno en el aire.







Y así terminó el domingo, una buena manera para hacer un poco de hambre y despejar la cabeza para poder enfrentarse a otra semana más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario