Fuentes curativa de Noceda

Volvemos al comienzo de los tiempos!

Por fin se empiezan a cumplir las condiciones ideales para comenzar a salir al monte, el peque ya tiene 6 meses, yo me encuentro mas recuperada, el sol empieza a brillar...y la ruta elegida fue una que ya habíamos hecho en el 2007 cuando estábamos comenzando a coger gusto al salir al monte, de hecho, creo que fue la primera que hicimos Hugo y yo con Laura y Jesus, nuestros grandes compañeros de rutas y perdidas por el monte.

Como una ya no esta acostumbrada a salir y organizarse para esas cosas, me dejé la cámara en casa y las fotos que cuelgo son de pésima calidad (si, de móvil ohhhh!), tampoco me voy a recrear con la descripción pues la ruta esta muy bien descrita por internet, pero allá vamos!



Comenzamos a las 10 con las primeras rampas para ir calentando, con las lluvias de los últimos meses todo esta lleno de agua y el río desborda por todos los lados. Vamos pasando por las "fuentes curativas" y disfrutando de las vistas de los pozos y pequeños saltos que hace el río en su descenso por el valle.






Vamos pasando gente y sintiéndonos mas contentos con nosotros mismos al ver que aunque ha pasado tiempo, aún seguimos resistentes y con ganas...y como premio al llegar a la parte mas alta de la ruta vemos un corzo entre la maleza controlando nuestros pasos.





En el mirador tomamos un poquito de barra energética de emergencia (llamase fuet), descansamos un poco y comenzamos la vertiginosa bajada hacia la cascada y de regreso al pueblo.





Los primeros escalones son muy altos pero después de la cascada la bajada se suaviza y en menos de una hora estamos de regreso en el pueblo.





Buenas sensaciones con nuestra ruta de sábado por la mañana, con ganas de repetir y volver a respirar el aire puro que uno solo encuentra en el monte.

Saludos!






No hay comentarios:

Publicar un comentario